Paraguayos en zona de riesgo por huracán

Paraguayos en zona de riesgo por huracán

EFE
“Quítense de en medio, no jueguen con él, tal vez es el más grande que han visto”, dijo el presidente estadounidense Donald Trump sobre el huracán Florence que golpeará a al menos tres estados del país. Varios paraguayos viven en las zonas de riesgo.

“¡Váyanse ya!”: las autoridades de Estados Unidos imploraran abandonar las zonas de riesgo ante la llegada del huracán Florence, que amenaza con golpear la costa este del país en las próximas 48 horas con la potencia de un puñetazo de Mike Tyson.

“Quítense de en medio, no jueguen con él, es uno grande, tal vez el más grande que han visto, y con enormes cantidades de agua”, dijo el presidente Donald Trump, asegurando que el gobierno federal está preparado en vista de las fuertes lluvias, marejadas e inundaciones pronosticadas.

Unos 1,7 millones de personas están afectadas por las operaciones de evacuación, que se iniciaron el martes en los estados de Carolina del Sur, Carolina del Norte y Virginia, los más amenazados.

En las zonas consideradas de riesgo viven y trabajan numerosos paraguayos.

Sobre los pedidos de evacuación Adriana Leguizamón, paraguaya que reside en Knightdale, Carolina del Norte, comentó que la gente igual está viajando a otros estados. No se si un porcentaje alto pero hay varias personas que lo hacen. Sobre todo aquellas personas que ya vivieron el paso de un huracán con anterioridad”.

Añadió que las actividades escolares ya fueron suspendidas por las autoridades locales.

Julia Álvarez vive en la localidad de Raleigh, Carolina del Norte, y comentó que dejarán el estado para ir a otro Virginia tratando de escapar el huracán.

Gustavo Ruiz Díaz, paraguayo que vive en Carrboro, explicó que estas horas la población sale en busca de generador de energía, baterías y pilas, además de abastecerse de alimentos y agua potable. Por su parte, Zulema Zalazar , que vive en Carolina del Norte, comentó que no dejarán su vivienda. “Nos quedamos en la casa. La estamos reforzando con arena, carpa y piedras. Washington La capital federal, Washington DC, y el estado de Maryland también han declarado el estado de emergencia, lo cual permite disponer de fondos adicionales.

Florence seguía hoy clasificada como un huracán de categoría 4, en la escala de cinco de Saffir-Simpson, con vientos de hasta 215 km/h y fuertes ráfagas, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

El NHC dijo que el ojo del huracán avanzará hoy sobre el suroeste del Océano Atlántico, entre las Bermudas y las Bahamas, para acercarse a las Carolinas mañana y el viernes, y moverse lentamente cerca de la costa hasta el sábado.

“UN DIRECTO DE MIKE TYSON”

Florence va a ser “como un directo de Mike Tyson en la costa de las Carolinas”, dijo Jeff Byard, de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (Fema).

Byard advirtió sobre cortes de energía, cierres de carreteras, daños a la infraestructura y posibles pérdidas de vidas, enfatizando en la necesidad de evacuar.

Las carreteras de una amplia zona de la costa este estaban congestionadas el miércoles, con largas filas de autos que buscaban alejarse de Florence. Según los pronósticos, Florence provocará graves inundaciones repentinas, descargando hasta casi un metro de lluvia en algunas áreas. También se prevén marejadas de hasta 3,9 metros en ciertos lugares.

En esta temporada de huracanes en el Atlántico, que va del 1 de junio al 30 de noviembre, Florence está acompañada de dos tormentas: el huracán Helene y la tormenta tropical Isaac.

El NHC dijo que Helene se estaba debilitando y que no representaba ningún peligro para la población. Isaac, en cambio, podría traer fuertes lluvias a Martinica, Dominica y Guadalupe.

Share