Niño muere tras caer de un caballo e imputan a su tutor por explotación

El menor dormía en las caballerizas y no le daban la alimentación adecuada, porque debía participar de las carreras de caballos. Falleció ayer a la tarde, luego de ser diagnosticado con muerte cerebral.

Antonio Daniel Sánchez, de 13 años de edad, se mudó a la ciudad de Mbocayaty, Departamento de Guairá, con la ilusión de que iba a estudiar. Sin embargo, una vez que llegó al establecimiento, propiedad de César Darío Portillo, lo pusieron a realizar las tareas de limpieza y cuidado de los caballos. Además, el patrón supuestamente lo convirtió en jinete de caballos de carreras –pese a que dicha actividad está prohibida para menores de edad–, con el propósito de obtener beneficios económicos en las competencias, según comentó la fiscala antitrata Teresa Martínez.

Justamente, practicando el pasado viernes 13 de abril, Antonio Daniel sufrió una caída del caballo. Primeramente fue atendido en el Hospital Regional de Villarrica y posteriormente fue trasladado al Hospital del Trauma en la capital, donde fue diagnosticado con muerte cerebral. Ayer, a las 18.00 aproximadamente, se produjo su deceso, informó la interviniente.Los médicos también mencionaron en el diagnóstico que el chico tiene signos de que habría sido abusado sexualmente.

DENUNCIA PENAL. La madre del niño realizó la denuncia penal ante el Ministerio Público y comentó que la pobreza en la que se encuentra le obligó a entregar a su hijo a Portillo, a quien le confió su hijo, ya que fue recomendando por un amigo de la familia de apellido Gorgi, quien le habría propuesto llevar al menor a que trabajara como secretario de Portillo, ya que simultáneamente tendría la posibilidad de estudiar.

Antonio Daniel dejó su hogar en la ciudad de Yuty, Departamento de Caazapá, al ser enviado al establecimiento rural en Mbocayaty, donde debía realizar numerosas tareas dentro de las caballerizas, tales como las limpiezas del lugar y el cuidado de los animales. Incluso, la víctima pasaba las noches en el predio, según denunció la madre, quien agregó que se le pagaba 400.000 guaraníes y no asistía a la escuela.

También refirió que para mantener un peso bajo y ganar las competencias de caballos, a su hijo Portillo no le habría proporcionado la alimentación adecuada a sus necesidades nutricionales acordes con la edad.

imputación. La fiscala Teresa Martínez imputó a Portillo Colmán, de 38 años de edad, por la supuesta comisión del hecho punible de trata de personas en su modalidad de explotación laboral y solicitó su prisión preventiva.

El encausado fue detenido y el juez de turno de Villarrica ya decretó su prisión en el penal regional de esta localidad.

En cuanto al abuso sexual, la representante fiscal acotó que el hecho debe ser investigado, de modo a determinar quién sería el autor.

Cabe recordar que en enero de 2016, había perdido la vida Carolina Marín, de 14 años, luego de recibir una brutal golpiza por parte de sus tutores.

FUENTE ULTIMA HORA

 

Share