La importancia de la abuela

La abuela materna es mucho más que una abuela para un niño, es una mujer con experiencia en la vida que tiene una conexión especial para él. Es una figura que siempre estará presente en la vida de un nieto, aunque no la vea o conviva con ella… Al fin y al cabo, su abuela materna es quién dio la vida a su madre y gracias a esto, la vida pudo seguir creciendo en la familia.

La abuela por parte de madre será esa mujer que tiene grandes valores y que sin darnos cuenta van pasando generación tras generación. Pero la importancia de la abuela materna va mucho más allá de lo que pensamos y algunas investigaciones nos pueden aclarar esto.

La unión parece que tiene que ver con los genes

Según los argumentos de Alejandro Jodorowsky todos estamos unidos a nuestra abuela materna por los genes. Jodorowsky piensa que la carga genética que se transmite de madres a hijos está estrechamente relacionada también con la abuela materna… Es decir, de los 4 abuelos de un niño es la abuela materna quien aporta más carga genética a sus nietos. Cuando se trata de genes o de cosas hereditarias, normalmente no son seguidas de padres a hijos, sino que la genética pasa de abuelos a nietos. Por eso, suele ocurrir que los hijos puedan parecerse más a familiares alejados como abuelos o bisabuelos antes que a los padres, aunque claro, esto no siempre es así y también hay niños y niñas que son clavaditos a sus padres.

Hay aspectos genéticos que nada tienen que ver con la crianza y que se pasan a través de los genes como por ejemplo una marca en el cuerpo, una forma de caminar, una enfermedad, etc.

La carga emocional que va desde la abuela a los nietos

Sí, es bastante sorprendente pero es la realidad y la ciencia lo confirma. Cuando el feto está formándose dentro del vientre materno recibe material biológico de la madre y del padre, ambos tienen el 50% de peso en la formación del embrión pero cuando la participación genética del padre ya ha acabado, la de la madre continúa en su proceso de formación y desarrollo del bebé.

Pero según Jodorowsky son las emociones las que también se pasan de generación en generación, de madres a hijas y de hijas a nietos. Según el ensayista las emociones que vivió la abuela durante sus embarazos pueden estar activas en el ADN de las hijas y pasarán a la siguiente generación. A pesar de estos datos aportados por el ensayista chileno, hay estudios que afirman que el ADN del padre también tiene mucho peso en cuanto a la herencia genética.

Las abuelas (maternas y paternas) en la vida de los niños

La realidad, además de lo que diga la ciencia o de lo que piense Alejandro Jodorowsky también puede ser muy diferente en cada caso. Cada familia es un mundo y quizá para un niño la abuela paterna tenga más presencia y aprenda más cosas de ella que de la abuela materna. Aunque algunas personas piensen que la abuela materna se puede implicar más en la crianza y desarrollo de los nietos, no tiene que ser siempre así.

Cada vida es un mundo y realmente lo importante es que los padres se den cuenta de la importancia que pueden tener las abuelas en el desarrollo emocional de los niños y por este motivo, nunca está de más que las abuelas tengan una gran presencia en la vida de sus nietos. De esta manera, los pequeños podrán nutrirse de todo lo que éstas tienen que ofrecer. Su experiencia, su amor incondicional, sus valores… Sin importar si es abuela materna o paterna.

 

Share

{ Comments are closed }